Razones para elegir la luna de miel

Por: Cristina
Consejos boda, Luna de miel 
Comparte por: Recomendar desde Facebook | Recomendar desde Twitter | Delicious

Lo mejor después de una boda es la luna de miel. Descanso, paz y relajación después de meses de preparativos es la idea que ronda por la cabeza de los novios, ¿pero de verdad será así?

Se suele decir que la luna de miel es un momento único en la vida y que por eso debes aprovechar para hacer el viaje de tu vida, porque quizás no lo vuelvas a repetir. ¿Eso significa que en vez de un hermoso remanso de paz debes elegir un viaje inolvidable en el que pasarás dos días de viaje en un avión y no deshacer la maleta hasta que llegues a casa?

Pues para algunos esa es la verdadera luna de miel. Viajes frenéticos al otro lado del mundo para conocer las mejores playas y observar culturas distintas a las nuestras, comer lo que nunca comerías y conocer países en los que los lujos son verdaderamente para los extranjeros que acuden al lugar y no para los nativos.

Pero bueno, en este mundo que conocemos existen todo tipo de culturas y si no tienes pensado viajar muy a menudo, tu luna de miel es la excusa perfecta para conocerlas.

¿Por qué elegir un destino y no otro?

Primero debes pensar en lo que realmente quieres, paz o frenesí.

Si lo que quieres es paz, puedes elegir hoteles tranquilos en España, que ofrecen buenos descuentos para los recién casados y con servicios de spa y masajes, buena comida y en lugares exclusivos poco visitados, y que dejan un hilo romántico a gusto del cliente parea que aproveche su estancia y sea inolvidable. Su coste puede ser superior para ser España pero quizás merezca la pena.

También se puede elegir un viaje guiado a ciudades como Roma, pasando por Florencia, Venecia, o incluso elegir París como destino, La ciudad de la luz y del amor, un destino preciosos para recién casados.

Otra opción son los cruceros, son verdaderos hoteles en el mar, que cuentan con todo tipo de comodidades y de entretenimiento y van parando en diversas ciudades hasta llegar a su destino.
Todo depende de lo que cada uno pueda gastarse o tenga pensado para su luna de miel, descanso o viajes guiados, cruceros.

Lo más importante es compartir con tu pareja el viaje más esperado y que siempre será vuestra luna de miel.

Comentarios

Di lo que estas pensando...




Esta página web utiliza cookies para mejorar tu visita adaptando la navegación a tus preferencias.
Para seguir navegando tienes que Aceptar las política de cookies. Más información