La misión de los pajes en una boda

Por: Miguel · Leave a Comment
Consejos de boda, Iglesia 

El elemento infantil en una boda siempre aporta un toque mágico y simpático a todas las partes de la ceremonia, por eso todas las parejas no dudan en contar con los tradicionales pajes, acudiendo a los familiares más cercanos de menos de diez años y mayores de tres. No en vano, la seriedad y el nerviosismo de los novios y de los presentes es contrarrestado por la alegría y la espontaneidad de los pequeños.

Una escolta nupcial

Las funciones llevadas a cabo por los pajes en una boda pueden ser muy variadas, eligiendo los novios en función de la responsabilidad que quieran atribuirles. Sin embargo, una constante es la entrada a la ceremonia, donde la novia es seguida por los niños en su paseo hasta que llega al altar, y los pajes cuidan de que el vestido no toque el suelo. Los pajes suelen ir en pareja.

Además de ello, pueden ser los encargados de llevar las arras hasta el altar. Otra de las funciones más simpáticas, que siempre pone una nota alegre y curiosa entre los presentes, es la de llevar las ofrendas en el transcurso de la misa, cuando los novios ya están en el altar y el sacerdote lo ordena como parte del acto religioso. En ese caso, los pajes suelen repetir la formación inicial de la entrada en el recinto, marchando en parejas de niño y niña hasta completar el número, que también es muy variable en cada boda.

La espontaneidad

Pero al margen del protocolo, la función más importante de los pajes es la de aportar espontaneidad y simpatía a la ceremonia. Como se dijo en la entradilla, es una buena forma de poner el contrapunto a la seriedad y es algo que siempre agradecen los familiares y amigos de los novios. Por ello no es bueno tener miedo a que los pajes se equivoquen en algún momento de su cometido durante la ceremonia, ya que forma parte de la forma de ser infantil y los asistentes lo reciben de ese modo. Lo mejor es dejar que ellos disfruten también de todos los momentos de la boda, para que no estén nerviosos y pueda aflorar la forma de ser jovial de estas edades.

Esta página web utiliza cookies para mejorar tu visita adaptando la navegación a tus preferencias.
Para seguir navegando tienes que Aceptar las política de cookies. Más información