Lecturas en las bodas civiles

Por: Cristina
Consejos boda, General 
Comparte por: Recomendar desde Facebook | Recomendar desde Twitter | Delicious

En el caso de las bodas civiles, la ceremonia es más informal.

Cuando se inicia la celebración, la persona que preside el acto presenta a los novios y procede a la lectura del acta matrimonial. Tras esto comunica a todos que se han cumplido todas las prescripciones legales y que no hay impedimento para la celebración del matrimonio.

Entonces es cuando un familiar o amigo de los novios hace una lectura en honor de la pareja. Puede ser un discurso, formal, informal, una poesía o un poema. Al no tener que regirse por un guión católico, puede hablar libremente sobre lo que quiera. Normalmente suelen ser anécdotas bonitas de la pareja, que a veces hacen reír e incluso llorar por la emoción.

Una vez concluido el discurso, da comienzo la lectura de los artículos del Código Civil referentes a los derechos y obligaciones de los contrayentes:

Art. 66. El marido y la mujer son iguales en derechos y obligaciones.
Art. 67. El marido y la mujer han de respetarse mutuamente y actuar en interés de la familia.
Art. 68. Los cónyuges están obligados a vivir juntos, guardarse fidelidad y socorrerse mutuamente.

A continuación, otra persona puede incluir un nuevo discurso antes del consentimiento, pero ya dependerá de si los novios lo han establecido así o no. O bien suprimir el anterior discurso y colocarle entre los artículos del C.Civil y el consentimiento.

Ahora la persona que preside el acto, comienza con el consentimiento y pregunta:

-¿Quieres o consientes en contraer matrimonio con María y efectivamente lo contraes en este acto?

-¿Quieres o consientes en contraer matrimonio con Pedro y efectivamente lo contraes en este acto?

Y se procede al intercambio de los anillos:

-Yo Pedro, te tomo a ti, María, como esposa y prometo serte fiel y cuidar de ti en la riqueza y en la pobreza, en la salud y en la enfermedad, todos los días de mi vida.

-Yo María, te tomo a ti, Pedro, como esposo y prometo serte fiel y cuidar de ti en la riqueza y en la pobreza, en la salud y en la enfermedad, todos los días de mi vida.

Y en virtud de los poderes que le confiere la legislación del estado español, declara a la pareja unida en matrimonio.

Sea de un modo u otro, las bodas son momentos entrañables, sinceros, emotivos y que mejor para el recuerdo, si se da a la ceremonia un toque familiar, un toque de emoción, un toque de amor, eligiendo unas lecturas, que en ese momento, nos hagan pensar en el paso que damos y nos lleguen al corazón.

Comentarios

Di lo que estas pensando...




Esta página web utiliza cookies para mejorar tu visita adaptando la navegación a tus preferencias.
Para seguir navegando tienes que Aceptar las política de cookies. Más información