El valor de la distribución de las mesas en el banquete nupcial

Por: Ivan
Consejos boda, Restaurante 
Comparte por: Recomendar desde Facebook | Recomendar desde Twitter | Delicious

Dentro de la numerosas decisiones que se abordan a la hora de celebrar una boda la correcta colocación de mesas e invitados es vital para conseguir el éxito.

Mesa ceremonia de boda

No suele ser uno de los primeros debates que aparecen en la cabeza de los novios, pero en el momento que sale a la luz se define como un problema con numerosas vertientes.

Lo primero que se deberá de tener en cuenta son las dimensiones y la forma del salón donde celebraremos el convite; normalmente estaremos seleccionando plantas de forma cuadrada y amplias.

La mesa que dirigirá la ubicación del resto es la mesa presidencial; en la cuál estarán sentados los novios y los padrinos pudiendo variar los acompañantes de los recién casados según las circunstancias familiares. Deberá estar situada de manera que sea visible por parte de todos  los invitados favoreciendo la interacción con todos ellos.

Una vez situada la mesa presidencial es el momento de plantear la mejor manera de distribuir a los invitados tomando como referencia a la misma.

El número de invitados es esencial por lo que es muy recomendable cerrar la lista de asistentes cuanto antes para poder hacer una valoración exhaustiva y comenzar a hacer los pertinentes grupos: familiares, amigos, compañeros, conocidos, así hasta tener un buen conjunto heterogéneo, sin caer en el error de enviar invitaciones a personas que no cumplan unos mínimos lazos de unión, ya que así evitaremos problemas futuros.

Si al llegar a este punto la cantidad de invitados es muy alto y la idea de elaborar grupos se hace complicado se puede optar por mesas grandes rectangulares que nos facilita la inclusión de personas en cada una de ellas y disminuye notablemente la cantidad de mesas a utilizar. Es una opción más cómoda pero no asegura la mejor relación entre compañeros de mesa ya que de un lado a otro de la mesa no existe posibilidad de contacto.

Cerrada una lista de invitados con coherencia es recomendable seleccionar mesas redondas y pequeñas con un máximo de diez comensales en cada una. La interacción y la atmósfera abierta que produce es ideal para el buen ambiente, favoreciendo las relaciones entre los más conocidos y los de menos trato.

La distribución de las mesas, se haya optado por una opción u otra, maneja unos protocolos internos en el que los mas allegados a los novios se situaran más próximos a ellos y así progresivamente, la familia tendrá un lugar privilegiado, los compañeros y amigos estarán más alejados.

Por lo general la gente joven no trae complicaciones, si por el contrario habrá que tener un especial cuidado con la gente mayor.

Para finalizar, un detalle importante a cuidar será la inclusión, dentro de la recepción del salón, de la relación de mesas e invitados; asegurará una tranquilidad para los asistentes y favorecerá el condiciones del evento.

Comentarios

Di lo que estas pensando...




Esta página web utiliza cookies para mejorar tu visita adaptando la navegación a tus preferencias.
Para seguir navegando tienes que Aceptar las política de cookies. Más información