El traje del novio: apuesta por ti mismo

Por: Ivan
Consejos boda, Novio 
Comparte por: Recomendar desde Facebook | Recomendar desde Twitter | Delicious

La vestimenta nupcial alcanza máximo protagonismo con la novia, pero el novio no debe de situarse en un segundo plano.

Quizás por un sentido tradicional o simplemente porque el “hombre” tiende a alejarse en su vida cotidiana del apego al mundo de las costuras, el momento de escoger traje para el día de su boda se convierte en un sentimiento de aturdimiento y desorientación máximo.

Aparecen en escena “orientadoras de estilo”,una madre, una hermana, la propia pareja del novio que instintivamente realizan un estudio de mercado propio de las mejores empresas de marketing dejando una muestra tangible de ofertas que el aturdido novio debe de escoger.

El traje del novio

El traje del novio

Es en este preciso momento el novio debe de afrontar el problema de manera responsable y práctica para conseguir los mejores resultados; situándose en un primer plano en todo momento apostando por una serena ignorancia del tema pero contrarrestando con un preciso interés de los detalles a estudiar.

La personalidad y la seguridad del novio deben de ser facetas que comiencen a hacerse notar en todo el proceso de selección del traje, así pues la primera decisión que debe de solventarse es: comprar o alquilar traje.

Actualmente la tradición y la “magia” con el que las bodas teñían su proceso, a dejado paso a un camino salpicado de medidas prácticas y útiles; adquirir un traje en propiedad no parece ser una idea que conviva en la mente de muchos novios, por su particular uso después del evento, así pues optar por alquilar seduce a una gran parte de los hombres.

El estilo del traje a escoger debe de ser descrito por el novio de forma precisa, intentando detallar de manera clara lo que realmente se quiere y gusta, siendo fieles a nosotros mismos y amables receptores de consejos y apreciaciones, que los propietarios de las tiendas puedan ofrecernos en las tediosas sesiones de prueba de modelos.

Ya sea un traje sencillo, smoking, frac, levita etc la decisión del novio debe ser suya: sentirse cómodo, relajado y seguro de haber acertado es tan simple como mirarse al espejo y reconocerse a uno mismo.

Los toques personales que el novio pueda añadir a la base de un traje completan de manera positiva y real el modelo escogido, haciendo sentir al futuro contrayente orgulloso de su decisión aumentado significativamente la seguridad en uno mismo, cualidad necesaria para afrontar un importante evento como es el de una boda.

Comentarios

Di lo que estas pensando...




Esta página web utiliza cookies para mejorar tu visita adaptando la navegación a tus preferencias.
Para seguir navegando tienes que Aceptar las política de cookies. Más información