El maquillaje

Por: Cristina
Consejos boda, Novia 
Comparte por: Recomendar desde Facebook | Recomendar desde Twitter | Delicious

La cara es el espejo del alma, pero nunca mejor dicho si se trata del día de tu boda. Ese día, una novia debe de estar simplemente espectacular pero sin abusar.

El maquillaje es algo muy particular en una mujer. Muchas son fieles a un buen maquillaje para todos los días y otras son simplemente reacias a estar con el rímel y el colorete.

Pero, ¿qué novia no se maquilla el día de su boda? Aunque están las que se maquillan ellas mismas o las que deciden ponerse en manos de alguna amiga experta en el delicado arte del maquillaje, al final, la gran mayoría o casi todas pasan por el sillón de un profesional para que este día luzcan deslumbrantes.

Una novia debe de ser natural, sobre todo el día de su boda. Por eso cuando se decide qué tipo de maquillaje debe llevar, siempre se opta por parecer lo que una es y no lo que no es. Esto quiere decir, que las novias deben de ser ellas mismas dejando a los presentes boquiabiertos con un toque de naturalidad en sus gestos.

Para elegir un buen maquillaje, siempre se tendrá en cuenta el color de los ojos, el tipo de cara; si es redonda, alargada, cuadrada y los colores de la base del maquillaje ya que es fundamental, por otra parte, porque si éste no se elige correctamente podemos pasar de ser la “novia cadáver” a un “conguito”.

Sea como sea, siempre se deben buscar los colores que mejor nos sientan; sobre todo elegir los tonos pasteles, los tostados, que nunca pasan de moda y que a casi todas las mujeres, en general, nos sientan tan bien. Lo que más tendrá una novia en cuenta será que su maquillaje no desentone con el tipo de vestido elegido para la ocasión, el ramo, los pendientes y complementos varios.

Para que todo encaje se tendrá en cuenta la época del año en la que se celebra la boda, porque así como en verano se utilizará un color más oscuro para la base en invierno no lo deberá ser tanto.

De todas formas cada mujer tiene una forma de piel y no todas las pieles quedan iguales después de utilizar un tipo de maquillaje. Por eso cada novia debe buscar los colores que mejor le sientan. Unas necesitarán más maquillaje y otras no. Las hay quieren disimular ciertas cosas como las pecas y algunas les gusta ser naturales y mostrarse tal como son. Ante esto, todo depende de la persona y de los consejos del maquillador que será el que asesore en ese momento a la novia.

Siempre es conveniente hacer una sesión de prueba antes del día de la boda para valorar lo que mejor nos va, posibles cambios y quien sabe nos podemos sorprender del resultado o acabar marchándonos con un idea muy equivocada de lo que queríamos e incluso enfadadas por lo que acaban de hacerle a tu cara. Pero aunque todo quede perfecto el día de la prueba, ¿qué novia no ha despertado unos días antes de la boda con un enemigo en forma de grano en la cara? No  está todo perdido, ya existen en el mercado muchos productos que los maquilladores utilizan para lograr que las manchas y pequeños granos pasen desapercibidos, de manera que eliminan todo rastro de imperfecciones en la piel para tener al fin una radiante novia el día de su boda.

Una novia debe conseguir deslumbrar sobre todo con sus ojos. Tiene que conseguir profundidad con su mirada y sensualidad en sus labios, sin ser muy atrevido porque la ocasión merece total romanticismo y no atrevimiento.

En definitiva, una sombra aquí y sombra allá, un poquito de rímel y un colorete de más hacen a la novia espectacular.

Comentarios

Di lo que estas pensando...




Esta página web utiliza cookies para mejorar tu visita adaptando la navegación a tus preferencias.
Para seguir navegando tienes que Aceptar las política de cookies. Más información